Cómo entender el consumo de calefacción de tu vivienda

publicado en: Noticias | 0

Sabemos que entender cuánto consumen nuestras viviendas no suele ser tarea fácil… Por ello, nos hemos puesto «manos a la obra» y hemos elaborado esta pequeña guía que iremos ilustrando con ejemplos – para que entiendas mejor el consumo de calefacción en tu hogar, así como las facturas de luz y gas asociadas.


¿Qué tipo de energía consumen los diferentes elementos presentes en la vivienda?

  • Electrodomésticos: Suministro eléctrico.
  • Iluminación: Suministro eléctrico.
  • Calefacción: Suministro de gas (caldera), Suministro eléctrico (radiadores eléctricos) o reparto energético en caso de caldera central.
  • ACS (agua caliente sanitaria): Suministro de gas (caldera), Suministro eléctrico (termo eléctrico) o reparto energético en caso de caldera central.

Una vez que sabemos qué tipo de energía consume nuestra calefacción, podemos sumar los Kwh que se destinan en las facturas a este suministro, teniendo la precaución de eliminar la energía que se destina a otros usos.

Por ejemplo: Si tenemos una caldera de gas y sumamos los KWh de las factura de octubre a abril obtendremos la energía consumida en calefacción y ACS, puesto que ambas se alimentan de gas. Para restar el consumo de ACS bastará con ver los Kwh que se consumen en los meses donde no funciona la calefacción; esto nos permitirá saber qué energía se destina al ACS, ya que suele ser la misma mes a mes.

Por último, la suma final de KWh de las facturas de la temporada de calefacción (normalmente entre octubre y abril) se divide entre la superficie de la vivienda para tener el dato con el que podremos analizar la eficiencia energética. La unidad de medida será KWh/m2 temporada.

Por ejemplo: Si tenemos facturas con energía consumida de 577 KWh + 987 KWh + 1257 KWh + 2688 KWh, tendríamos un consumo total de 5509 KWh; si nuestra vivienda tuviera 90 m2 de superficie útil, nos daría un ratio de 61,21 KWh/m2 temporada.

Los ratios de consumo eficientes dependen en gran medida de la localización de la vivienda. Para Madrid, un ratio de consumo eficiente podría situarse entre 40-50 KWh/m2 temporada y más de 100 KWh/m2 temporada seria un consumo excesivo. Las viviendas más eficientes del mercado están en 10 KWh/m2 temporada.

¡Le animamos a que lo calcule y nos diga cuánto consume su vivienda!


GUÍA DE FACTURAS

1.- Suministro eléctrico

Y bien, ¿cuál es el origen de los distintos elementos que componen nuestra factura de energía eléctrica? Para entender esto, es necesario primero conocer qué costes van incorporados y cómo se dividen:

En primer lugar, debes conocer el tipo de mercado en el que estás facturando. Existe el mercado libre, donde cada contratante negocia con la compañía suministradora las tarifas y conceptos; y el mercado regulado (PVPC) donde el Estado marca unos límites en las tarifas.

El mercado regulado ofrece tres tipos de tarifas:

> T2.0A: sin discriminación horaria.
> T2.0DHA: con 2 tramos horarios.
> T2.0DHS: con 3 tramos horarios.

En segundo lugar, la composición del coste total. En la factura, el coste total se dividirá entre: un coste fijo (que va por KW contratado), un coste de consumo (que se lee en el contador) y otros costes (alquileres contadores, IVA…)

Ya sabemos la procedencia de los costes, ahora vamos a ver con unos ejemplos cómo identificarlos en las facturas.



1.1.- Suministro eléctrico en mercado regulado…

1.- Nombre de la compañía: indica además si se trata de mercado libre o regulado.
2.- Periodo de consumo.
3.- Referencia del contrato de suministro. Además de este dato conviene conocer el CUPS (Código Unificado de Punto de Suministro) que es el que identifica tu instalación y no cambia aunque se cambie de comercializadora; es necesario, por ejemplo, para dar de alta el suministro o cambiar de comercializadora.



4.- Peaje o tarifa de acceso. La tarifa de peaje se determina en función de la potencia contratada (2.0 si es menor de 10kW) y si tienes o no tarifa de discriminación horaria (DHA o A). El importe es fijado por el Ministerio. Con este concepto pagas por el uso de las redes de transporte, distribución y otros costes regulados.

5.- Potencia contratada. La mayor parte de los hogares tiene entre 3.3 y 4.6 kW. Por debajo de 3 kW se puede pedir el bono social; y por encima de 10 kW ya no se tiene derecho a la tarifa PVPC del mercado regulado.



6.- Facturación por potencia contratada. Se paga aunque no haya consumo. Por eso, cuanto mayor sea la potencia contratada, más se paga. Se desglosan dos conceptos: peaje y margen de comercialización (ahora es de 4€ al año por kW contratado). En ambos casos, se multiplican los kW contratados por el precio diario y el número de días facturados.

7.- Facturación por energía consumida. Esto se paga en función de lo que efectivamente se consume: la compañía cobra por cada kWh de energía consumida. En el mercado regulado se divide en tarifa de acceso (0,044027 €/kWh, para la tarifa de peaje 2.0 A) y coste de la energía en el mercado mayorista para ese periodo (cambia en cada factura).

8.- Impuesto sobre la electricidad, es el 5,1127%.

9.- Alquiler de equipos de medida. Está regulado por la Administración. Se calcula multiplicando el nº de días del período de facturación por el precio del alquiler del contador, salvo que el contador sea suyo.

10.- IVA. Se aplica el tipo del 21% de IVA a la suma del total de la factura.


1.2.- Suministro eléctrico en el mercado libre…

Las facturas del mercado libre no se ajustan a un modelo concreto, pero tomamos como referencia una de ellas para ir descifrando los conceptos que incluyen.



1.- Nombre. Te indica si estás en el mercado libre.

2.-Periodo de consumo.

3.-Referencia del contrato de suministro. Es un dato fundamental para identificarse, como la CUPS.  



4.- Peaje o tarifa de acceso

5.- Potencia contratada

6.- Facturación por potencia contratada. Normalmente se cobra un solo importe que incluye la suma de los peajes y el margen de comercialización, si la compañía lo aplica. Si el precio ha cambiado durante el periodo facturado, a cada parte del periodo se aplica su precio.

7.- Facturación por energía consumida. En un solo concepto, que ya incluye los peajes de acceso fijados por el Gobierno y que se paga por cada kWh consumido.

8.- Impuesto sobre la electricidad, es el 5,1127%.

9 y 11.- Otros servicios. Además del alquiler del contador pueden ofrecerte otros servicios (mantenimiento, seguros, etc.) que no estás obligado a contratar. 

10.- IVA del 21% sobre el total de la factura.


2. Suministro de gas

Para analizar correctamente la factura del gas, como la de la luz, debes conocer el tipo de mercado en el que se factura: libre o regulado. En este último tenemos dos categorías:

> TUR 1, tarifa de último recurso: para consumos menores a 5.000 KWH/año.
> TUR 2, tarifa de último recurso: para consumos entre 5.000 y 50.000 KWH/año.

Así mismo, el coste total de la factura se compondrá de: un término fijo (por acceso al suministro), un coste de consumo (medido en m3) y otros costes (alquiler de contadores, IVA…).

Para conocer el precio final deberás pasar los m3 de consumo a KWH, sabiendo el poder calorífico del gas; en el caso de gas natural, 11,70 KWh/m3.

En la factura aparecerá esta información:

1.- Datos personales. Datos del titular del contrato y número de lectura.



2.- Facturación: Se podría desglosar en tarifa contratada, consumo de gas, impuesto especial sobre hidrocarburos, término fijo y otros conceptos de gas donde incluimos el canon de finca y el alquiler del contador. 

3.- Tarifa contratada: Es el nombre de la tarifa que tienes contratada.

4.- Consumo de gas: Corresponde al consumo de gas efectuado en el periodo que corresponde facturar. El consumo se mide en m3 pero, con el fin de equipararlo al consumo eléctrico, se expresa la equivalencia en kilovatios horas (kWh). Para calcularlo, se utiliza un factor de conversión en función de la calidad de gas natural suministrado. Este factor suele ser aproximadamente 11,70 kWh/m3.

5.- Impuesto Especial sobre hidrocarburos: Este impuesto se aplica sobre los kWh facturados y forma parte de la base imponible del IVA, es decir, se aplica un impuesto sobre otro impuesto. 

6.- Término fijo de gas natural: El término fijo será aquello que te cobran a pesar de no haber tenido ningún tipo de consumo, lo pagamos por el derecho a ser suministrados.

7.- Descuento sobre el término fijo: Dependiendo de la compañía, puedes tener algún descuento en tu factura, lo más habitual es el descuento sobre el término fijo. 

Ejemplo expresado en una factura

8.- Otros conceptos: podemos encontrar, entre otros:

// Alquiler del contador: Si tú no eres propietario del contador del gas, tu distribuidora te cobrará un alquiler por él.

// Canon de finca: Este canon se corresponde a la cuota que se paga por el uso y mantenimiento de la instalación del edificio. Existen diferentes modalidades de facturación del canon IRC: anual, fraccionado con la misma periodicidad de la factura y vitalicio.

// Derechos de alta: Los derechos de alta son los importes que se cobran al contratar un nuevo servicio de suministro o al ampliar uno ya existente.

// Derechos de acometida: Los derechos de acometida son los importes que se cobran por las operaciones y/o instalaciones necesarias para atender un nuevo punto de suministro o para la ampliación de uno ya existente.

// Impuestos: En el apartado de impuestos encontramos el IVA, se aplicará un 21% a la suma de los conceptos anteriores.