La etiqueta energética clasifica los edificios, mediante dos indicadores, dentro de una escala de siete letras, que parte de la letra G (edificio menos eficiente) a la letra A (edificio más eficiente). Esta etiqueta debe ser incluida, tal como establece el RD 235/2013, en toda oferta, promoción y publicidad dirigida a la venta o arrendamiento del edificio o unidad del edificio, y debe ser mostrada, siempre que le sea exigible su obtención, en los casos establecidos en el Artículo 13 del citado Real Decreto.

¿Pero qué significa la letra que obtengo? En esta imagen lo podéis comprobar:

Eficiencia Energetica

Por lo tanto la clasificación energética obtenida da una idea de la posición en la que se encuentra el edificio en comparación con la media.


← Preguntas Frecuentes