En las viviendas más eficientes, la ventilación de las viviendas se realiza de forma “controlada”, lo que proporciona una mejora en la calidad del aire interior. La temperatura de las estancias esta mejor regulada y se consigue que sea estable,  por lo que mejora el confort térmico.


← Preguntas Frecuentes